viernes, 7 de noviembre de 2008

Los padres creen que son más debiles si escuchan a sus hijos


Hace un tiempo, saliendo de una estación del metro a la hora de mayor tránsito, la neuropsiquiatra Amanda Céspedes se encontró en el camino con una joven mamá que no hacía más que gritarle a su hijo, un niñito de unos cuatro años sumido en un berrinche incontrolable. Entonces, no pudo evitar involucrarse
Fui muy dura con ella y le dije que no podía tratar así a su hijo. Ella se sentó en el suelo y me dijo, entre lágrimas: si usted supiera el nivel de estrés que tengo...